11 septiembre 2008

Der Silberpfeil - Bayerische Motoren Werke

Shhhh.... silencio que ya viene... Desde el norte se aproxima, agresivo, lamiendo el asfalto... Dejad que brame, que os embriargue con su sonido. Dejad que sus riñones cromados relumbren al sol de la media tarde...

Lo desearéis, sé que lo desearéis, pero no más que yo.

¿Sabéis ahora qué significa el título del post?... Ya se le ha quedado de mote y posiblemente decore una decena de centímetros del cristal trasero con dicho apodo (en plan elegante, no gituning ¿ein?).

Abrazos.