08 agosto 2007

Veraneando voy...

Buenos días, amigüitos y amigüitas

Desde el silencio del breve impass veraniego, y ante la persistente sequía publicacionista, alzo mi voz cual eco en la montaña de la desolación para compartir un poco de color (literal) de mi cenicienta existencia en el desierto de los que renunciamos "voluntariamente" a la posibilidad de soslayo al sol.

Brevemente os presento las últimas instantáneas de esta nuestra gran obra, para alegría y alborozo de los contemplantes, y que consuelan parcialmente la desesperanza del tedioso ritmo veraniego al que inútilmente nos vemos sometidos.

Sin más, he aqui el chiringuito









¡Ahora vas y lo cascas!