19 diciembre 2007

¿El lo mismo Turbo que compresor?

Aunque la finalidad es la misma, aumentar la presión en el aire que se mezclará con el combustible para que enriquecer la mezcla y producir una combustión más eficiente (y violenta), el funcionamiento de ambos es algo diferente.

El Turbo, inventado por un suizo hace 102 años, dispone de una turbina que gira mediante los gases de escape para impulsar el aire. Esta característica hace que el motor necesite ciertas revoluciones para que el turbo se ponga en marcha, por eso a bajo régimen estos dispositivos no funcionan. También requiere un colector de escape especial.

El compresor (supercharger de los americanos) se mueve gracias a una correa unida al motor. Esto permite que funcione bien a bajo régimen, además de que el aire de la mezcla permanece más frío debido a la no participación de los gases de escape.

Cada uno tiene sus defensores y detractores, lo que está claro es una cosa: Los turbos y los compresores provocan que la gasolina se enriquezca más y la combustión se hace más eficiente, con lo que el consumo energético es menor, generando mejor par y emitiendo menos gases a la atmósfera.

No hay comentarios: