02 febrero 2011

Reparando una empuñadura Pentax D-BG2

De todas las cosas que uno puede desmontar, quizá una de las más peligrosas, frustrantes y, en general, peleagudas, es cualquier tipo de equipo fotográfico o de vídeo.

Hoy, amiguitos, por petición expresa del tito Corty, vamos a reparar una empuñadura adicional de una réflex digital Pentax. El problema es que uno de los pines que hacen contacto con la cámara estaba hundido y, por ende, no hacía contacto. Por lo general, este tipo de averías resultan de un descuido al colocar o desmontar la empuñadura, lo que provoca que uno o varios pines se doblen, haciendo imposible el natural juego del pin en su alojamiento. Queda claro, ¿no?. Vamos, que s'ha doblao y hay que enderezarlo.

Para ello hay que desmontar toda la empuñadura, hasta los centros. Eso supone quitar, catalogar y marcar el alojamiento de 58 microtornillos de cinco tipos diferentes.

Vamos con las fotos. Empezamos desmontando la placa donde van los pines. La sacamos teniendo cuidado de no perder la goma que se ve arriba del todo, en la segunda foto.

Le damos la vuelta a la empuñadura y quitamos los tornillos exteriores, separando los laterales del cuerpo. Nos quedamos con la chicha y quitamos la placa de metal.

Desmontamos la pieza central y soltamos los conectores de la batería y el disparador secundario para poder acceder a los pines de marras. Es una faja plástica de contactos que hacen el juego mediante un muelle. Ojo en esta parte. Sacamos con extremo cuidado el plástico marrón, y con unas pinzas depositamos en lugar seguro todos los muelles.

Sacamos el pin doblado, lo enderezamos, comprobamos que hace bien el juego y montamos en orden inverso.

Espero que con el arreglo pueda seguir derramando su arte, que es mucho y madura a pasos agigantados.

Buenas tardes y buenas fotos.

2 comentarios:

Mark dijo...

Sabía yo que debía haber hecho fotos cuando desmonté el mac-mini... y el deposito de la direccion del Ibicilla... Aiiisss

Sigues siendo mi heroe, nen. Que lo desmontas todo, pero no como yo. Profesional!!!

El Prenda dijo...

De algo tenía que servir haber desmontado todos mis juguetes cuando era niño... en aquella época me sobraban piezas...

Abrazo.