08 marzo 2011

Desmontar una Acer F900 y sustituir el altavoz por uno nuevo

Hace unos días el altavos de mi Acer F900 cascó de la manera más tonta. Cuando sonaba parecía un viejo juguete sin pilas, como si chirriara una puerta... Así que me puse a buscar por internet cómo desmontar la máquina para ver si podía arreglar el altavoz. Como no he encontrado nada de información en ninguno de los sentidos, me decidí, como siempre, a echarle un par y tirar de mi proveedor electrónico habitual: China.

Antiguamente los altavoces de los móviles eran una fina membrana de plástico, que al despegarse, sonaba a cascajo. El arreglo es sencillo: Es cuestión de ponerle un trocito de celo alrededor para sujetar el borde y a tirar millas.

Los altavoces modernos son más complejos, porque están encapsulados y son muy delicados de manipular, aunque han ganado en calidad y potencia, reduciendo el espacio.

Desmonté la máquina con mucho miedo y cuidado y, después de una hora, ví el altavoz y me puse a buscarlo por internet. Después de no encontrar nada en inglés ni en español (lo que hay son altavoces de auricular, no de timbre), me lié a buscar piezas de otros móviles que fuesen más o menos iguales.

El del Nokia N95 se parecía bastante (Google: N95 Buzzer), así que por $3 lo conseguí "free shipping" de China, por eBay. En España se consigue por 35€ más gastos de envío (6€). El altavoz no es exactamente igual, pero usa las mismas tensiones, y es de las mismas dimensiones, así que encaja perfectamente. Al ser de Nokia, suena mejor que el de serie de Acer.

A mancharse:

Empezamos quitando la tapa de atrás, la MicroSD, el palito, la batería y la SIM.
Luego quitamos las gomas de las esquinas superiores (arriba en la foto) y quitamos los tornillos que ocultan y los demás marcados en la foto. Algunos son de tipo Torx, aunque no sé la medida porque lo quité con destornillador plano de precisión #0-2, que encaja muy bien. Los demás son de cabeza Philips.

Seguidamente metemos un elemento plano de plástico por una de las esquinas superiores, entre la pantalla y el chasis, y lo vamos deslizando firme pero cuidadosamente de arriba abajo, como se muestra en la imagen. De este modo separamos el panel táctil del chasis.

Una vez separado, desconectamos el panel de la placa. Cuidado con la pantalla que es muy delicada:

Pivotamos la pantalla por su margen inferior y la desconectamos de la placa, despegando la cinta plateada que la sujeta:

Demontamos los tornillos que quedan, marcados en la foto, y sacamos la placa base, levantando por el lateral contrario al puerto USB. Como véis, el objeto de la reparación está abajo del todo del chasis, en la pieza de la izquierda. Es esa pieza cuadrada de color plateado y borde negro:

La sacamos haciendo una ligera palanca, y quitamos un marco de plástico transparente que hay pegado debajo para que pueda encajar el altavoz del N95.

Colocamos el altavoz nuevo, cuidando que los conectores queden dispuestos a la derecha:

Montamos en orden inverso con sumo cuidado; limpiamos la pantalla y el interior del panel táctil con alcohol y un paño limpiagafas, y lo secamos bien. Arrancamos la primera vez SIN la MicroSD y...

¡No veáis cómo suena!

Buenas tardes y... ya me podéis llamar que ya lo oigo.

No hay comentarios: