07 febrero 2012

Empuñadura rotativa para Canon Legria HF-S21 - parte 2

La cosa avanza despacio, pero avanza.

Una de las técnicas que no había probado y que aún no domino, pero que produce unos resultados satisfactorios, es la pintura y el barnizado a muñequilla. Para ello (y para no fenecer de los vapores) he utilizado ambos acrílicos. La pintura es de sobra conocida, pero el barniz es más raro. De hecho ha sido mi descubrimiento de 2010-11.

Para hacer la muñequilla yo uso un retal de una sábana vieja de algodón, porque no suelta pelo. Como núcleo de la muñequilla uso papel de cocina apretado.

Se prepara una disolución fina de pintura y agua (60/40 más o menos). Lo que conseguimos con esta disolución y la muñequilla es, más que pintar, teñir. Lo bueno es que el secado es casi inmediato (2 minutos) y se puede trabajar muy rápido.

De vez en cuando una pasadita de lana de acero para pulir y a seguir.

Cuando el color cubra bien la pieza, empezáis a barnizar, con la misma técnica, dando pequeños círculos.

Aquí más o menos es resultado y los productos utilizados:


Primera capa de pintura.

Fin del pintado
A medio barnizar


Buenas tardes y buena suerte.

No hay comentarios: