03 abril 2008

Esos pequeños detalles

A veces un pequeño detalle es el que marca toda la diferencia entre el bien y el mal, algo que, una vez visto, resulta obvio, pero que, a priori parece que no afectaría tanto.

Esta es la idea que tuvo un grupo de publicistas para vender sombreros. Hete aquí el cartel que idearon para ese fin y, curioso y gracioso que resulta, es efectivo, pero además, da que pensar.



Obtenido mediante referencia por email (gracias, Ternasco) del blog La Coctelera Bloguera

No hay comentarios: