28 noviembre 2009

Mantenimiento

Hoy, fuera de la sección "palabrejas", me vengo a referir al significado de una palabra tan usual en nuestras vidas, pero que ha perdido su sentido literal:

Mantenimiento
1. m. Efecto de mantener o mantenerse.

2. m. Conjunto de operaciones y cuidados necesarios para que instalaciones, edificios, industrias, etc., puedan seguir funcionando adecuadamente.

3. m. Sustento o alimento.

4. m. En las órdenes militares, porción que se asignaba a los caballeros profesos para el pan y el agua que debían gastar en el año.

5. m. pl. Provisiones de boca de una agrupación grande.


En concreto me interesa el segundo significado de la antedicha palabra. Por causas familiares llevo tiempo yendo al Hospital Virgen de la Salud de Toledo.

En dicho hospital, a pesar de tener un departamento de mantenimiento, no se realizan las tareas que le son propias, ni para las que se designan dichos departamentos: Mantener. Entiendo que el bajo presupuesto de que dispondrán, con total certeza, impida que desempeñen su labor adecuadamente, pero estoy plenamente seguro de que los arreglos a los que me refiero no son nada caros y el Estado los puede pagar.

Por ejemplo, el picaporte de la puerta de la foto lleva al menos un año en esas condiciones. Es la puerta del servicio de caballeros de la quinta planta, ala norte:


Junto a esta puerta, se puede ver también el distribuidor de los cables eléctricos a medio abrir, con los cables medio fuera, como dando ánimos al enfermo... ¡Si así tienen el edificio, cómo me cuidarán a mí!

El estado de algunos apliques de techo, como el detector de humos: colgando de los cables. Este tipo de cosas no se caen porque sí. Éste está en la planta baja, junto a los ascensores del ala norte.


Igual que el detector, hay varios pilotos en el pasillo de la planta baja, que da acceso a ese ala, situados sobre las puertas del radiólogo de guardia y siguientes.

El otro departamento que está irremediablemente unido al de mantenimiento, es el de limpieza. Para éste también tengo...

Guantecito de látex que lleva desde el viernes junto a la puerta de entrada de la cafetería...


Y la guinda del pastel... una cajita con un simbolito de esos que dan temor y la leyenda "peligro biológico" debajo, junto a los compresores del A/A en la puerta de entrada... Y no me creo yo que la pusieran allí sin usar, fíjate tú.



He tirado algunas fotos más, pero mi magnífica Qtek S200 se ha negado a grabarlas:

Tubo con mangueras eléctricas partido por la mitad y con los cables asomando a la izquierda de la entrada principal (asomarse por la barandilla), barandilla de la entrada principal a la que le faltan barrotes, papeleras con las soldaduras rotas...

En fin, muchas cosas que, si fueran curiosos, podrían arreglar o limpiar, casi sin gasto.

Del personal sanitario no hay quejas, todo lo contrario.

1 comentario:

ayarzaFoto dijo...

Mira tú por donde que justamente ahora hace una semana pasaba yo, por pura casualidad, por una obra de destacable tamaño, y que tras preguntar qué era tan insigne construcción, me respondieron que se trataba del muevo hospital de Toledo, lo más "in" en hospitales estatales.

Sea por ello o no, me parece a mí que aquí podemos aplicar la conocida máxima del "para lo que me queda en el convento.....me cago dentro".

Un tirón de orejas para esos feos detalles que tan poco cuesta enmendar.